Tabby no es un coche cualquiera. Llega a casa plegado, con libro de instrucciones y listo para ser montado por uno mismo. ¿Y qué tiempo requiere esta hazaña? Pues solo una hora, según sus responsables. Además, es un coche con código abierto (open source), es decir, tiene los planos de las piezas que se pueden modificar libremente. Se empezará a enviar a sus compradores a finales de este año, y su precio se estima que estará entre los 4.000 y 6.000 euros, dependiendo de la configuración, tal y como explican en su web.

El coche, eléctrico y de dos o cuatro plazas, podrá alcanzar los 80 kilómetros por hora, y hay en desarrollo ideas para dotarlo de motores eléctricos más potentes e incluso de combustión interna de hasta 250 centímetros cúbicos.
Una vez construido -poco más que el chasis, funcional, eso sí-, ofrece la posibilidad de comprar algún componente más, por ejemplo, un kit urbano -carrocería, etc.- que se vende en el Reino Unido.

 

{vimeo}77204604{/vimeo}