El equipo Williams de F1 ha comenzado la temporada con un grave problema. Su piloto titular, Robert Kubica, ha contado a los medios especializados que “el equipo no contará con piezas de repuesto para muchos de los componentes del coche”. “No se pueden hacer milagros de una semana para otra”, ha añadido Kubica.

Por ello, en Bahréin tendrán que circular evitando los pianos para no correr el riesgo de romper piezas del monoplaza, debido a la falta de repuestos. Ya en la carrera de Australia se dañó el fondo plano y el equipo tuvo que optar por reparar esa pieza, en vez de sustituirla por una nueva.

¿Algún recambista puede ayudarles o, quizás, enseñarles a gestionar recambios?