Se acerca el invierno, pero los neumáticos invernales cuentan con un limitado mercado en España, circunscrito, fundamentalmente, a zonas de montaña o a conductores asiduos a la práctica del esquí. Y es que las ventas están lastradas por el enorme desconocimiento por parte del gran público, pues muchos los asocian con un uso exclusivo de nieve y no con seguridad a bajas temperaturas.

A este tema hemos dedicado un informe en el número 237 de nuestra revista Talleres en Comunicación.