La empresa militar Kalashnikov, fabricante de los conocidos fusiles AK-47, ha mostrado en un vídeo las pruebas de un prototipo de moto voladora “Scorpion”, dotado de ocho hélices que funcionan de forma eléctrica y con espacio para una persona, que despega de forma vertical al igual que un helicóptero.

Kalashnikov, perteneciente al conglomerado militar ruso Rostec, se une así a las tres entidades que apuestan por este tipo de vehículos, según Eleconomista.es: Kitty Hawk Flyer, financiada por el cofundador de Google; Flike, la moto voladora que evoca a los transportes de la saga Star Wars; o Scorpion-3, todos ellos en fase de pruebas.