Imagine que deja su coche en el taller. Y que uno de los empleados del negocio de reparación lo coge -para probarlo si pensamos bien, para hacer sus recados, si pensamos mal- y le hacen un control de alcoholemia con resultado cinco veces mayor de lo permitido. Pues eso ha ocurrido en Sevilla. Agentes de la Policía Local de la capital hispalense, han denunciado a un varón de 57 años de edad, que conducía un vehículo tras arrojar un resultado positivo en alcohol que superaba con creces el quíntuplo del máximo permitido. Se trata de un turismo que cogió sin permiso de un taller donde se estaba reparando.

Los hechos tuvieron lugar pasada la una de la madrugada del pasado domingo, cuando una patrulla de Policía Local que circulaba por la calle Torneo observó un vehículo parado en un carril de circulación y como su conductor intentaba ponerlo en marcha. Tras interesarse por lo que sucedía, contactaron con el conductor, apreciando claros síntomas de embriaguez -casi se cae al suelo al bajarse del vehículo-. Ante este estado le realizaron la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado positivo que superaba con creces el quíntuplo de la tasa máxima permitida.

Respecto al vehículo, que no era de su propiedad ni aportaba dato alguno, tras realizar diversas gestiones, los agentes contactaron con la propietaria que manifestó haberlo dejado en un taller de la barriada de Pino Montano para que le cambiaran el aceite. Seguidamente contactaron con el dueño del taller, quien reconoció que el vehículo había sido depositado para su reparación en su establecimiento. Además conocía al conductor porque a veces trabaja en su taller, si bien no tenía autorización para utilizar el vehículo, ni sabía cómo pudo haberse hecho con el juego de llaves.

Así las cosas, los agentes informaron a los propietarios del turismo y del taller de los pasos a seguir para formalizar la denuncia de los hechos, quedando el vehículo depositado en los Almacenes Municipales a disposición de su propietaria. El conductor fue informado de la instrucción de diligencias al Juzgado.