Si estás enamorado de tu vehículo y sientes verdadera pasión por él, los expertos de Midas comparten una serie de recomendaciones para “darle amor” más allá de San Valentín, mantenerlo en un perfecto estado y conseguir así que esta historia de dos dure muchos años.

  1. Atención especial al interior y la carrocería del vehículo. Mimar a ese fiel compañero que nos lleva a todos lados abarca hasta el más mínimo detalle. Una recomendación básica que hacen desde Midas es limpiar el interior del vehículo, al menos una vez a la semana, para eliminar polvo y residuos. Lo primero deben ser las alfombrillas, el suelo y huecos del vehículo, con un aspirador potente y un cepillo rígido. Para una limpieza aún más profesional, lo ideal es disponer compresor de aire para soplar la suciedad incrustada. También servirá para limpiar los conductos como el de la calefacción y aire acondicionado. En cuanto al exterior, los especialistas indican que se lave con una esponja suave y con un detergente específico, para no eliminar la capa de cera protectora, así como secarlo con una toalla o bayeta absorbente que no raye la pintura para evitar manchas en la carrocería.
  2. Aire limpio dentro del coche y parabrisas protegido. Existen servicios como AirCare de Midas, que higieniza el aire que se respira dentro del coche mediante un generador de oxígeno ionizado. Anula hasta el 99% de las bacterias y la contaminación microbiológica que deriva en alergias y enfermedades sin necesidad de productos químicos, sin residuos, es inofensivo para las personas y para el medio el medio ambiente. Además, se mantendrá esa sensación de olor a nuevo. Otros tratamientos como VisionCare permiten repeler la lluvia del parabrisas y protege el cristal de la adhesión de hielo hasta -5º C, eliminando la necesidad de rascar. Este sistema hace mucho más fácil la limpieza del parabrisas ante los insectos o cualquier suciedad acumulada después de cada viaje.
  3. Tu coche y tú, siempre conectados. Tener tu coche conectado al smartphone es otra ventaja que ayudará a que el vehículo se mantenga en perfecto estado. Es el caso de Midas Connect, un sistema que se instala en el vehículo y permite conocer al momento y desde el teléfono el estado general del coche, para controlar cuándo es necesario realizar una reparación o programar la próxima revisión. Además, incluye un sistema de geolocalización a través del móvil, estadísticas de los trayectos realizados, avisa cuando el vehículo se pone en marcha y da la opción de pedir ayuda en caso de accidente o avería con un sólo clic.
  4. Revisiones según las indicaciones del fabricante. Todas las partes del coche se alimentan entre sí y es por eso que no se deben descuidar ninguna de ellas, ya que una avería o desgaste prolongado podría causar daños irreparables. Por eso, en Midas destacan la importancia de chequear el vehículo y realizar los mantenimientos correspondientes. Una solución para ello es La Revisión Oficial, que incluye el cambio de aceite, filtro, bujías, correa de distribución, gas refrigerante y hasta 30 puntos de seguridad. Respetar los plazos previstos por el fabricante y propios de cada vehículo permitirá optimizar su rendimiento y su vida útil. Tampoco hay que olvidar revisar la presión de los neumáticos para evitar problemas de deformaciones y adherencia, así como el desgaste de las ruedas.