Nobe es una compañía que nace en Estonia para crear un coche eléctrico dirigido a los amantes de los vehículo clásicos y de la energía renovable. Es así como nace el Nobe 100, un coche que además de ser eléctrico, sólo cuenta con tres ruedas y un diseño clásico, informa el portal Xataka.

El Nobe 100 está inspirado en el Fiat 500, el Saab 96 y el Messerschmitt KR175, así como en el Mercedes 300SL de la década de 1950. El diseño de triciclo hace que no esté sujeto a las rigurosas normas de seguridad que enfrentan los automóviles convencionales. Según la compañía, el Nobe 100 cuenta con tracción en las tres ruedas, es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 110 km/h y su autonomía es 218 kilómetros.

El Nobe 100 incluye un paquete de baterías extraible ubicado debajo del tablero, cuyo aspecto simula una vieja maleta de cuero que hace que esté a tono con el diseño del coche. El interior también cuenta con un volante delgado en color blanco y dos medidores: uno servirá de velocímetro, que incluye uno de menor tamaño que mostrará los amperios y la autonomía, mientras que el otro es un reloj de gran tamaño.

Según las especificaciones, el Nobe 100, con capacidad para dos pasajeros en la parte delantera y uno en la trasera, podrá cargar su batería en sólo dos horas, usando algún tipo de carga rápida, y sería capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.