Muchos conductores españoles han fantaseado alguna vez con conducir algunos de los vehículos americanos que se pueden ver en las películas de Hollywood. Sixt, que cuenta con una red de oficinas repartidas por gran parte de las ciudades más importantes de Estados Unidos, ha creado una flota que incluye marcas Premium europeas, pero también coches típicamente americanos, muchos de los que aparecen con frecuencia en las superproducciones cinematográficas.

Uno de estos vehículos es el Cadillac Escalade, un SUV de lujo con un motor de 6,2 litros y 8 cilíndros en V, que ofrece una potencia de 420 CV. Además, cuenta con todo tipo de comodidades y tecnología al estilo europeo. Ha sido visto en infinidad de películas como“Matrix reloaded” y “Transformers 4”.

El Shelby Mustang, diseñado por el piloto y preparador tejano Carroll Shelby en los sesenta, cuenta con un motor de 5.2 litros V8 que es la estrella indiscutible de este pony, apodado 'Voodoo', que comparte arquitectura con el 5.0 litros V8 'Coyote' del Mustang GT, pero mejorado por Ford Performance y que brinda 533 CV a 7.500 RPM y un par máximo de 582 Nm a 4.750 vueltas. En el cine ha aparecido en películas como “Bullit”, “60 segundos”, “10 razones para odiarte”, “John Wick”, “Death Proof” o “El secreto de Thomas Crown”.

Ford Mustang Shelby sixt

El GMC Yukon es otro de los coches disponibles en Sixt y que aparece en infinidad de películas de Hollywood, como “Speed”, “Transformers”, “Deadpool” o “Men in Black”. Se trata de un modelo equivalente a otro también en la flota de Sixt, el Chevrolet Suburban, uno de los SUV de gran tamaño más vendido en Estados Unidos y que comenzó a comercializarse en 1934. Con capacidad para nueve pasajeros, su motor V8 rinde 324 CV. Eso sí, el consumo rondará los 12 litros por carretera y en ciudad puede llegar a los 18 litros.

Producciones como “Chacal”, “American Pie 2”, “Poltergeist”, “Twister”, “Estado de sitio” o “Terminator Salvation”, entre otras, hacen un gran uso de otro vehículo disponible en la flota norteamericana de Sixt, el Dodge Gran Caravan. Este coche, que podría llegar a su final de producción en 2020 tras su puesta a la venta en 1984, es una variante del Chysler Voyager y cuenta con un motor de 3.8 litros V6 con cambio automático y 283 CV.

cadillac escalade sixt

La flota americana de Sixt también dispone del superdeportivo Chevrolet Corvette, un “muscle car” de 650 CV de potencia y 650 Nm de par, gracias a un motor de 8 cilíndros en V y 6.2 cc. El Corvette de primera generación fue diseñado por Harley Earl y presentado sin mucha aceptación el 17 de enero de 1953, motivo por el cual casi no se fabricó. Posteriormente, el coche fue evolucionando y convirtiéndose en la leyenda que es hoy en día: C1 (1953-1962), C2 (1963-1967), C3 (1968-1982), C4 (1983-1996), C5 (1996-2004), C6 (2003-2013), C7 (2013-2019). Ya está anunciada la llegada del C8 que llegará a los mercados a partir de 2020. Algunas de sus cientos de apariciones en el cine de Hollywood son: “Animal House” “El Gran Levowsky”, “American Grafitti”, “Capitán América: El soldado de invierno” o “Con Air”.

La RAM 1500, dotada de un motor de 8 cilindros y 5,7 litros de cilindrada, es “truck” americano que ofrece una potencia de 395 CV. Quizás suene a superdeportivo, pero en realidad es la descripción de una pickup. Rejilla cromada, alta y cuadrada, bocinas a la vista, grandes llantas de aleación cromadas y faros con tecnología de tipo LED que presentan un mundo de lujo: sistema multimedia Uconnect con pantalla de 12,0 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto, así como con el equipo de sonido Harman Kardon, con 19 altavoces. La RAM 1500 es protagonista en películas como “Terremoto, la falla de San Andres”, “Monster Trucks”, “Logan” o “Comanchería”.

El Ford Expedition aparece en películas como “The dark Knight” (Batman) o “Soy Leyenda”. Sucesor del Ford Bronco, fue presentado en su última versión en el estadio de los Dallas Cowboys, antes de que debutara en 2017 el Salón del Automóvil de Detroit. Es un coche enorme que cuenta con tres amplias filas de asientos, motores V8 de hasta 400 CV y toda la última tecnología que pueda llevar un automóvil de lujo como este: equipo de sonido Bang and Oluffsen, comandos de voz SYNC 3, entrada HDMI para dispositivos, etc. En 2018 se adapta de manera fácil y rápida a condiciones de todo terreno con su sistema Terrain Management System, que permite recorrer cualquier camino, eligiendo entre el modo Sport, Tow/Haul, Eco, Nieve/Mojado o simplemente de manera normal.