Tras el paso del temporal “Filomena”, muchos vehículos se han visto atrapados por la nieve y deben hacer frente a esta bajada de las temperaturas, la cual puede afectar directamente a su estado, especialmente a la batería, el elemento que más sufre con el frío. Norauto ofrece una serie de consejos para poner en marcha el vehículo, su mantenimiento y conducir con estas bajas temperaturas.

  • Revisar los neumáticos. En estas condiciones extremas son especialmente eficaces los neumáticos de invierno o cuatro estaciones, cuyas prestaciones son ideales para temperaturas por debajo de -7º C.
  • Prestar especial atención a las lunas. No se debe echar agua caliente. Utilizar un rascador o rasqueta y descongelador de parabrisas.
  • Si el nivel del líquido anticongelante no es el adecuado o ha perdido sus propiedades, con la llegada del frío, puede llegar a congelarse el agua del radiador. Hay que comprobar los niveles del líquido y rellenarlo en el caso de que sea insuficiente. Es recomendable revisar el grado de congelación en el taller.
  • Circular con neumáticos de invierno o cadenas, sobre todo si su uso es obligatorio por las nevadas. Norauto recuerda que las cadenas de nieve deben colocarse en las ruedas motrices y de manera correcta. Una mala instalación puede afectar al vehículo, a los neumáticos y a determinados sistemas de seguridad como el ABS o ESP. Si el vehículo es de tracción delantera, se deben situar en las ruedas del eje delantero, y si es de tracción trasera, en las ruedas traseras. En el caso de los vehículos 4x4, es suficiente con colocarlas en las ruedas delanteras porque se asegura la motricidad y direccionalidad.
  • Antes de arrancar, apagar todo lo que esté encendido como la radio, las luces, la luneta térmica o el climatizador.
  • Arrancar y mantener el motor al ralentí durante unos segundos.
  • Si el coche no arranca, seguramente se deba a algún problema de la batería, puesto que son uno de los elementos de los coches que más sufre con la caída de las temperaturas. Si tiene más de cuatro años, Norauto recomienda revisarla ya que podría descargarse de golpe durante los meses de frío. Se aconseja llevar cables de arranque por si otro conductor puede ayudar. Norauto cuenta con un servicio de entrega e instalación de baterías a domicilio ‘Easy Battery’.
  • Circular de manera suave, tanto por la nieve como para no someter al coche a un gran esfuerzo. El aceite debe adquirir la temperatura óptima.
  • Si después de conducir el coche debemos estacionarlo en la calle, se debe procurar aparcarlo en un lugar adecuado: protegido del viento, que esté lo más cobijado posible.
  • Con el temporal, se recomienda una revisión de los discos y las pastillas, incluso el líquido de frenos, para evitar problemas durante la conducción.
  • También puede ser necesario realizar un cambio de calentadores en coches diésel, pieza crucial para el arranque en frío.
  • Igualmente, se recomienda realizar un pulido de faros para mejorar la visibilidad.
  • Una opción ideal para el invierno es realizar un tratamiento antilluvia que también es eficaz contra el hielo (protege hasta -5º C) y facilita su eliminación.

Desde Norauto se hace hincapié en la importancia de realizar una conducción responsable y sólo coger el coche si es indispensable. Se debe reducir la velocidad y adaptarla a las circunstancias de la vía. Además, es imprescindible incrementar la distancia de seguridad para poder reaccionar ante imprevistos y procurar ir en marchas largas para evitar patinar. Con nieve se recomienda circular con el alumbrado de cruce. Si ha pasado la máquina quitanieves, Norauto aconseja seguir sus pasos. En este invierno, tan especial, con las temperaturas más gélidas en mucho tiempo, la compañía recuerda revisar la lista de imprescindibles para el mantenimiento del coche.