Schaeffler amplía su portfolio de sistemas eléctricos para vehículos comerciales contribuyendo a cumplir los objetivos climáticos y de sostenibilidad en el marco de un endurecimiento global de las restricciones de contaminación y CO2. Según Matthias Zink, CEO Automotive Technologies en Schaeffler AG, “aportamos nuestra considerable experiencia sobre sistemas al campo de los vehículos comerciales para dar forma a cómo se mueve el mundo. El hecho de que recientemente hayamos obtenido dos grandes contratos demuestra que vamos por buen camino para convertirnos en el partner tecnológico preferente de nuestros clientes en este sector”.

Schaeffler ha obtenido un pedido de producción en serie para suministrar, a partir de 2023, motores eléctricos a un proveedor del sector de los vehículos comerciales. El motor de 800 V, que se utiliza en pares en los vehículos con batería, ofrece una potencia máxima continua de 180 kW y genera un par máximo de 950 Nm. También cuenta con la tecnología Rod Wave Winding, una innovación que reduce la complejidad del montaje y aumenta la densidad de potencia. El motor desempeña un papel importante en la electrificación de los vehículos comerciales, contribuyendo así a la reducción de las emisiones de CO2.

Además, la compañía ha obtenido un pedido de producción en serie de módulos híbridos. Con la disposición P1 de alta eficiencia, estos módulos permiten implementar el freno regenerativo. La energía recuperada se utiliza luego para alimentar los sistemas de a bordo, especialmente los nuevos sistemas de tratamiento de los gases de escape, lo que ayuda a las flotas de vehículos a cumplir los objetivos de reducción de NOx y CO2. El inicio de la producción está previsto para 2024.

Según destaca Jochen Schröder, presidente de la unidad de negocio e-Mobility, “hemos posicionado nuestros sistemas de electromovilidad con mucha eficacia. Schaeffler ofrece soluciones para todas las opciones de electrificación, desde módulos híbridos de 48 V hasta módulos híbridos enchufables o totalmente eléctricos. Todo el desarrollo y la producción de nuestros componentes y sistemas pueden llevarse a cabo en la propia empresa, lo que nos sitúa en una posición ideal para convertirnos en el partner de nuestros clientes en estos diversos mercados”.