Según ha informado la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, han sido localizados y denunciados 35 talleres clandestinos ubicados en polígonos industriales de la provincia de Huelva. Esta actuación de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía, se ha puesto en marcha como resultado de una serie de denuncias efectuadas en 2012 por la FOE, la Federación Onubense de Empresarios.

 

La policía ha remitido las denuncias efectuadas a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a la Inspección de Trabajo y a Hacienda.

Esta ha sido la mayor operación realizada por esta unidad de la policía en relación con la actividad de los talleres ilegales desde la aprobación de la Ley de Calidad Ambiental de la Comunidad Autónoma Andaluza en 2007.

Las actuaciones comenzaron en octubre de 2012 después de que la FOE, en nombre de COMSEAUTO, la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Automoción de Huelva, pusiera en conocimiento de la Junta de Andalucía las supuestas irregularidades detectadas entre quienes "sin autorización, se dedicaban a la reparación de vehículos", haciendo así "una competencia desleal a los talleres autorizados, que no sólo soportan las dificultades de la situación económica actual, sino que se ven abocados al cierre, ya que no pueden competir con los precios de estos talleres clandestinos".

Durante la operación que ha dado como fruto la denuncia de esos 35 talleres, patrullas de paisano de la Unidad Adscrita a la Comunidad Autónoma pusieron en marcha una metódica labor de vigilancia en los polígonos industriales en los que se había denunciado la existencia de estos "talleres", que, una vez identificados, han sido inspeccionados para comprobar que "no disponían de autorización pertinente, sus trabajadores no se encontraban dados de alta en la Seguridad Social; no cumplían las medidas de seguridad obligatorias para la prevención de riesgos laborales, y, por último, no realizaban una gestión adecuada de los residuos tóxicos y peligrosos --líquidos y aceites de motor--, lo que provoca un grave daño en el medio ambiente".

En Huelva capital, Bollullos, Bonares, Gibraleón, Lepe, Manzanilla, Moguer, Palos de la Frontera, Par del Condado, San Juan del Puerto y Trigueros han sido localizados buena parte de esos 35 talleres ilegales aunque la Unidad de Policía de la Junta de Andalucía que sigue trabajando en la localización de más talleres, por lo que no descarta nuevas actuaciones.