La industria alemana del automóvil espera un crecimiento de la producción del 4% en 2015, hasta alcanzar los 15,3 millones de vehículos, indicó el presidente de la Asociación de la Industria Automovilística (VDA), Mathias Wissmann.

 

La producción en las plantas fuera del país germano crecerá un 5%, hasta los 9,6 millones de vehículos, mientras en las nacionales se incrementará un 2%, llegando a los 5,65 millones de coches, según las previsiones. Se espera que las exportaciones crezcan también un 2%.

En los primeros nueve meses del año, la facturación subió un 6% para situarse en 285.000 millones de euros, gracias al aumento de la demanda en China, Estados Unidos y el oeste de Europa.

En China este año las ventas de automóviles crecieron un 10%, hasta los 17,9 millones de vehículos, al tiempo que en Estados Unidos, con 16 millones de coches vendidos, se recuperó el nivel de antes de la crisis de 2008.

Incluso el mercado del oeste europeo creció por primera vez en cuatro años y registró un aumento del 4%, según la VDA, que recuerda que uno de cada dos autos que se venden en Europa es de fabricación alemana.

En Alemania, entre enero y noviembre se matricularon 2,81 millones de coches, lo que implica un aumento de más del 3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

De la misma firma, hasta finales de noviembre, en las fábricas alemanas la producción creció un 3% para llegar a los 5,23 millones de vehículos y el número de trabajadores aumentó también en un 3%, para un total 784.200 empleados.