Alibaba, el Amazon chino, ha comenzado a trabajar en el desarrollo de vehículos autónomos que no necesitan conductor, con lo que se suma así a algunas empresas tecnológicas como Baidu o Tencent, según publica La Vanguardia citando fuentes del diario oficial China Daily.

Su objetivo es producir “un vehículo que se pueda conducir sólo sin intervención humana en ciertas circunstancias”, explicó Wang Gang, científico jefe de los laboratorios de Inteligencia Artificial de Alibaba. La firma, que ha estado probando sus vehículos en zonas permitidas, estudia contratar a 50 expertos adicionales para impulsar esta tecnología.

En diciembre de 2017, el Gobierno chino autorizó los ensayos de vehículos autónomos y en marzo inauguró el primer circuito urbano del país para probar legalmente los vehículos sin conductor en Shanghái. El ejecutivo ha dado también luz verde al uso de una ruta ubicada en la ciudad meridional de Cantón, en la que la firma estadounidense Pony.ai ya ha probado sus vehículos. Todo apunta a que próximamente inaugurará una nueva zona con este propósito en Pekín.