La Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) valora “muy positivamente” la decisión de la Junta de Andalucía de ampliar el plazo hasta el próximo 5 de mayo para que las empresas andaluzas afectadas por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), presentado a partir de la declaración el Estado de Alarma, soliciten las ayudas para el mantenimiento del empleo, así como la incorporación de nuevos CNAE.

En concreto, Fedeme celebra especialmente la apertura de estas ayudas a sectores como el de la posventa de automoción, dentro de la que figuran actividades muy afectadas durante esta crisis, como es el caso de la reparación y mantenimiento de vehículos y la venta de recambios, en las que se han registrado caídas de facturación superiores al 50%, en el caso de los talleres, y del 30% en el caso de muchas compañías recambistas.