Una propuesta conjunta de las patronales de fabricantes (Anfac), vendedores (Ganvam) y concesionarios (Faconauto), remitida al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, solicita la autorización para instalar una línea de inspección técnica de vehículos (ITV) exclusivamente para turismos y furgonetas.

La nota de prensa recogida por Europa Press habla también de talleres favorables a esta propuesta. Desde www.posventa.info pensamos que lo hacen pensando en que Ganvam reivindica representar a 6.000 talleres aunque las patronales mayoritarias entre los talleres, CETRAA y Conepa se han manifestado en contra de la propuesta de Faconauto, Ganvam y Anfac. Por su parte la patronal de las ITV, AECA-ITV se ha manifestado, desde el primer momento, igualmente contraria a esta propuesta.

 

Estas potenciales líneas de inspección estarían separadas físicamente del resto del taller y debidamente señalizadas. Recordar, en este sentido, que las líneas fijas deben recibir la correspondiente acreditación de ENAC (Empresa Nacional de Acreditación y Certificación).

En virtud de la propuesta de las tres patronales, las inspecciones serían ejecutadas según el criterio de cada comunidad autónoma, mientras que el modelo de gestión (pública, privada, concesión, administración) también correspondería a los ejecutivos regionales.

Anfac, Ganvam y Faconauto sostienen que con esta iniciativa se promovería la competencia y se reduciría el precio del servicio, al tiempo que aumentarían las líneas de inspección, facilitando el acceso de los usuarios y reduciendo el número de vehículos que circulan sin superar la ITV.

Asimismo, defienden la viabilidad económica de la iniciativa, que supondría una inversión media de 100.000 euros para cada taller, muy por debajo de los dos millones de euros que cuesta poner en marcha una estación de ITV completa.