El presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam), Germán López Madrid, pidió que el Plan Pive de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo se mantenga durante los próximos dos o tres años, con el objetivo de rejuvenecer el parque automoción española.

El dirigente, que expuso esta solicitud en el marco del XXIII Foro de Automoción, organizado por el IE Business School, indicó que este tipo de medidas deberían mantenerse hasta que la media de antigüedad del parque automovilístico español se sitúe en niveles cercanos a los europeos.

Así, López Madrid resaltó que en la actualidad la media de antigüedad de los coches en España ronda los diez años, respecto a los 8,2 años de Europa. De la misma forma, recordó que en los años antes de la crisis la media del parque español era de 8,3 años.

El también presidente de Volvo Car España subrayó, en este sentido, que la previsión de ventas del conjunto del mercado español para el presente ejercicio contempla lograr alrededor de 780.000 automóviles vendidos, cifra aún lejana al volumen natural para un país como España.

López Madrid cifró este volumen natural del mercado nacional en 1,3 millones de unidades vendidas al año, aunque vaticinó no se alcanzará como pronto hasta 2017. Finalmente, quiso resaltar la mejora y mayor profesionalización que ha experimentado el canal de venta de coches usados.