La Asociación Provincial de Empresarios de talleres de reparación de vehículos y afines de Albacete (Apetreva) tiene previsto celebrar el sábado 28 de noviembre su Asamblea General, en la que se debatirán temas como la firma del convenio colectivo 2015-2017, las gestiones realizadas ante diversos organismos oficiales para el control y denuncia del intrusismo y la implantación de una norma UNE específica para talleres, entre otros.

 

Sin duda, el caballo de batalla de Apetreva sigue siendo el intrusismo, indicó su presidente, Antonio Atiénzar, subrayando que el cerco se va estrechando cada vez más, puesto que "tenemos la colaboración de la Policía Nacional, la Guardia Civil y Policía Local" y se ha firmado un convenio con los sindicatos para luchar contra los talleres clandestinos.

No obstante, expuso, nos queda lo más importante, el consumidor, subrayando que "es el que decide al taller al que va a ir y hay que hacer una importante labor de concienciación".

Lamentó, en este sentido, que si no se pagan los impuestos nos repercute a todos y el mayor problema que se da al entrar a un taller clandestino y en lo que más va a repercutir es en seguridad.

A partir de ahora, recordó Atiénzar, los vehículos estarán conectados a la red. "Ya no solo vale con tener una llave y un martillo, esta herramienta será muy importante para seguir luchando contra el intrusismo", aseguró.

Asimismo, habló de la norma UNE específica para talleres que se ha llevado a cabo después de que todas las partes afectadas se hayan puesto de acuerdo.
Esta norma - que se basará en tres puntos: los derechos de los clientes , la seguridad de las personas y el respeto al medio ambiente -, supondrá que "los talleres consigan alcanzar el reconocimiento social que se merecen por su esfuerzo, profesionalidad y dedicación".