Diez dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid y del Consorcio de Bomberos de Toledo trabajan en el incendio que se ha declarado esta noche en el famoso vertedero de neumáticos de Seseña, que afecta por el momento a una hectárea de terreno y ha provocado una gruesa columna de humo.

El incendio, que se originó sobre las dos de la madrugada según fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, afecta al vertedero de Seseña que se encuentra entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo y en el que se acumulan alrededor de 5 millones de neumáticos, extendiéndose en unas cien hectáreas de terreno.

Por el momento no se han visto amenazadas las casas ubicadas en la zona ni hay peligro para el núcleo urbano, aunque la aparatosidad de la columna de humo, visible desde la Autopista A4, y el potencial calorífico de los neumáticos ha llevado a las autoridades a activar el nivel 1 de emergencias, según ha confirmado el Consorcio de Bomberos de Toledo.

En un vídeo colgado en Twitter, Luis Villarroel, oficial de bomberos de Castilla-La Mancha, explicaba que el incendio se está desarrollando en "una quinta parte" del vertedero y que su labor es impedir que se extienda. En el mensaje de video ha pedido también, aunque por el momento tanto Seseña como la macrourbanización del Quiñón no parecen correr ningún riesgo, a vecinos que se encuentren en las cercanías que mantengan puertas y ventanas cerradas y "que se expongan lo menos posible al humo, porque no es conveniente".

Por el momento se desconocen las causas del incendio, aunque algunas fuentes del gobierno de Castilla-La Mancha han indicado a algunos medios de comunicación que hay "serios indicios" de que podría ser intencionado.

Recordemos que el Ayuntamiento de Seseña acababa de resolver el fallido convenio con la empresa encargada de retirar los cientos de miles de neumáticos acumulados, y esperaban que se realizará con la mayor celeridad un nuevo concurso para adjudicar a una nueva empresa la gestión de la eliminación del cementerio de neumáticos.