Con la implementación de Madrid Central en su primera fase (2019) ya totalmente realizada, Asetra considera importante realizar una valoración seria y documentada sobre el impacto real que ha tenido en los talleres de reparación ubicados tanto en la citada zona, como en los distritos próximos a la misma, pues la asociación es consciente de que la medida del Ayuntamiento de Madrid también está teniendo consecuencias en las empresas situadas en torno a la zona de restricciones al tráfico en la capital.

La experiencia indica que algunos otros colectivos afectados han conseguido ciertas excepciones en su beneficio, concretas y muy puntuales, gracias a la presentación de estudios económicos y sociales sobre consecuencias contrastadas de las restricciones al tráfico en sus negocios. Para tener opciones a ello resulta imprescindible contar con información real de las empresas del sector. En otras ocasiones que se ha intentado recabarla, ha resultado muy difícil. Existe una clara reticencia por parte de los talleres a la hora de aportar sus datos, aunque Asetra incida siempre en que dicha información solo será utilizada por la asociación madrileña a efectos estadísticos y, en ningún caso, aparecerán datos individuales de empresas concretas en el estudio.

Aunque en los dossieres presentados a los candidatos a la alcaldía ya se ha recogido la problemática de Madrid Central y sus zonas adyacentes para nuestros talleres, Asetra insiste en la importancia de aportar ese estudio real de impacto. Desde el primer momento, Asetra ha considerado estratégico el análisis de consecuencias de Madrid Central, tanto por su incidencia en los talleres actualmente afectados, como por la posibilidad de ampliación a otros distritos de la capital o incluso su adopción por otros municipios de la Comunidad de Madrid.