El 62% de los ingresos de los talleres de Zaragoza proceden de apenas el 21% de todas las reparaciones que, en su mayoría, corresponden con visitas al taller de los vehículos de menos de cinco años, que son los que dejan una mayor rentabilidad a la posventa, señala el informe 'Instantánea de la posventa en Zaragoza', presentado por la consultora Audatex en la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (Atarvez).

 

El estudio constata que las reparaciones por encima de los 1.200 euros son las que aportan unos mayores ingresos a los talleres, ya que se corresponden con las de vehículos con una mayor tecnología y equipamiento, mientras que los de más de diez años limitan sus visitas al taller para lo imprescindible - averías mecánicas - y generalmente por importes mucho más discretos.

De hecho, el envejecimiento del parque automovilístico de Zaragoza, donde el 49,9% de los vehículos tiene más de diez años, no permitirá que el sector posventa inicie la recuperación con toda la solidez después de años de ajustes, aunque en 2014 se prevé un ligero aumento del 4% en la provincia y del 3,4% en Aragón, mientras que en el resto del país los ingresos disminuirán un 6,5%.

Pese a la mejor evolución en la posventa de Zaragoza y Aragón, el sector se enfrenta a una pérdida progresiva de rentabilidad marcada por el envejecimiento del parque que, según la consultora Audatex, deberán compensar mejorando todos sus procesos, desde que el vehículo entra por el taller hasta que sale, lo que supondría una reconversión que permitiría ajustar un 15% de los costes del sector.

Para el responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex, José Luis Gata, "el sector posventa en Aragón muestra un comportamiento mejor que en el resto de España, si bien es cierto que para mantener la competitividad en los próximos años, los talleres deberán reorganizar su actividad atendiendo a tres segmentos diferentes de vehículos en función de su edad: mileuristas, de mediana edad y seminuevos".