Durante las pasadas vacaciones de Semana Santa, los servicios de asistencia del RACE atendieron un 10% más de percances que en el mismo periodo de 2018, por lo que de cara al Puente de Mayo espera un incremento similar, especialmente en la zona centro del país y en los habituales destinos turísticos.

Además, destaca que, en Semana Santa, las causas más habituales de incidencias se incrementaron mucho más que la media, por lo que la localización de percances está mucho más marcada en las baterías, neumáticos y accidentes, con aumentos del 14,6%, 34,6% y 15,1%, respectivamente.

El constante incremento de asistencias del RACE hacia sus socios y clientes encuentra su primera causa en la media de edad del parque automovilístico en España, que cuenta con más de doce años. A esto hay que sumarle la falta de mantenimiento general que los usuarios le dispensan a sus vehículos, especialmente a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurarse del buen estado del coche antes de realizar un desplazamiento largo por carretera.

Por su parte, la falta de inversión en infraestructuras y el mal estado de algunas carreteras provocan también que se acorte la vida útil de muchos de los componentes mecánicos del coche.