Alejandro Vicario, director gerente de CGA, ha salido al paso de las informaciones publicadas sobre la llegada de José Miguel Ibáñez confirmando "que se ha llegado a un preacuerdo con dicha persona, siendo siempre claro el ánimo de ambas partes no perjudicar ninguna relación contractual y dejando claro que las conversaciones mantenidas han sido siempre posteriores a cualquier declaración por esta efectuada", tal y como reflejamos ayer en Posventa.info.

Vicario señala que se ha visto obligado a responder a las informaciones sin confirmar publicadas en algunos medios "y con la convicción de que nuestro silencio no haría más que agravar la situación de terceras personas. En tal sentido y ratificando como el Grupo CGA en la seriedad que le ha caracterizado desde su nacimiento, no puede dejar que ciertos comentarios puedan herir y causar daño tanto a empresas tan queridas y formales como es el Grupo Gecorusa y su gerente actual, José Miguel Ibañez".

El responsable de CGA añade que "es básico para mi, como persona firmante de esta declaración, y para la empresa que represento, volver a reiterar el respeto que nos merece la empresa Gecorusa y como nuestro silencio ha sido fundamental para el desarrollo de las conversaciones, así como dar las gracias a nuestro consejo de Administración por el apoyo y discreción que pese a la presión ha sabido mantener".

Asimismo, agradece a los medios que -como hemos hecho en Posventa.info- "aún oyendo sirenas han sabido mantenerse sin especular, y han publicado lo estrictamente ratificado, sin caer en la tentación de las exclusivas".