Bajo el lema “ITV es Salud vial”, en uno de los workshop de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) en su Congreso se ha puesto de manifiesto que el modelo de ITV en España es el más adecuado al no ser los operadores parte del proceso de reparación del vehículo, “asegurando una imparcialidad al proceso de inspección”.

Por otra parte, las redes de concesionarios de nuestro país han felicitado al sector de la ITV por su alta profesionalidad, con intensos programas de formación continua que permiten la adaptación de los inspectores de la asociación a las nuevas tecnologías. “Los vehículos van a evolucionar tecnológicamente de una forma muy rápida. Y ello requerirá que el sector ITV se adapte a estos cambios para asegurar que los vehículos, durante su vida de funcionamiento, cumplen las normas establecidas de seguridad vial y emisiones”, explica el director gerente de Aeca-ITV, Guillermo Magaz.

En ese sentido, el Real Decreto, que entró en vigor el 20 de mayo de 2018, permite contar con una inspección más independiente, exigente y completa. Además, se refuerzan los procedimientos de formación de los inspectores y exige que los candidatos a inspector tengan la titulación de Técnico Superior en Automoción u otras equivalentes, o bien la titulación de Técnico en Electromecánica de Vehículos Automóviles u otras similares. En este último caso, se pide una experiencia de tres años.

Asimismo, se reforzará su proceso de formación, con actualización cada tres años y permitiendo la Formación Profesional y 'online'.

Durante el Congreso de Faconauto ha quedado también constancia de que los concesionarios comparten con las asociación de Aeca-ITV su preocupación por las altas cifras de absentismo en nuestro país, que llega al 20% (dato que se eleva al 40% en furgonetas, 43% motocicletas y 58% ciclomotores) y sus consecuencias en la seguridad vial y medioambiental. Un mensaje que, en su opinión, es necesario transmitir a los clientes de los concesionarios.

Así, se ha valorado muy positivamente la propuesta que la asociación Aeca-ITV está trabajando para luchar contra el absentismo de los vehículos en esta inspección, ante lo que ha solicitado, entre otras medidas, la prohibición de renovar el seguro del vehículo si no se ha pasado la prueba.