Los representantes de las asociaciones integradas en Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), en la habitual ronda de intervenciones sobre la evolución del mercado de la Junta Directiva del pasado 30 de enero, manifestaron una vez más su preocupación por la incidencia de la economía sumergida en el sector de la reparación y mantenimiento de vehículos.

Ante la inquietud generalizada y la falta de respuestas, se propuso por parte del equipo técnico de Conepa la puesta en marcha de una nueva acción que, basada en el mismo objetivo de exigir a las administraciones públicas competentes que actúen, se acompañase documentalmente de material para poner de manifiesto con datos objetivos la pasividad con la que, a juicio de Conepa, se está actuando.

Se insistió, no obstante, en que el proyecto sólo tendría éxito con el apoyo y la implicación de todas las asociaciones. Se planteó el siguiente plan:

1º Desde esa fecha hasta el día 28 de febrero cada una de nuestras asociaciones miembro prepararía un informe sencillo con la toda la información que se pueda aportar sobre este tema: incidencia en su zona, número de denuncias realizadas y ante qué instituciones, respuestas registradas (o constatación de que no ha habido respuesta), de qué entidades estamos recibiendo más apoyo y cuáles no nos han hecho caso, situaciones concretas que se hayan planteado, estudios realizados.

En definitiva, cualquier aportación que permitiera demostrar que las administraciones competentes no se están tomando este tema lo suficientemente en serio. Lo importante sería recopilar la máxima información posible para documentar nuestra propuesta.

En la práctica, la primera fase de recogida de informes procedentes de las asociaciones se prorrogó hasta el 14 de marzo, para dar tiempo a aquellas entidades que no habían hecho llegar sus informes en la primera fecha acordada.

2º Con toda la información disponible, elaboraríamos un documento serio, bien redactado, pensado con estrategia para enviar a las distintas administraciones competentes.

La junta aprobó la propuesta y el Área Jurídica quedó encargada de recopilar toda la información recibida. Tanto el citado departamento como el resto de los de Conepa se pusieron a disposición de las asociaciones para prestarles ayuda si lo necesitaran. Se insistió en la importancia de aportar información de calidad como la clave imprescindible para elaborar un informe serio.

En la siguiente Junta Directiva de Conepa, celebrada el pasado 24 de abril, se procedió a presentar el trabajo y sus principales conclusiones, que resumimos a continuación:

- Las asociaciones de Conepa han gestionado unas 450 denuncias formales de otros tantos talleres presuntamente ilegales en los últimos tres años.

- La media de administraciones a las que se comunican las irregularidades detectadas es de 5,4.

- Los servicios competentes en materia de Industria y de Medio Ambiente son a los que las asociaciones más recurren para realizar denuncias.

- El Seprona es la organización a la que se considera más colaboradora. Prácticamente todas las asociaciones la citan en su ranking de organismos más efectivos. A mucha distancia quedan los servicios competentes de Trabajo, Industria y Ayuntamientos.

- De los 450 expedientes denunciados por las asociaciones de Conepa, únicamente se ha tenido información sobre el seguimiento de 257. Si restamos a esa cifra los 162 talleres completamente ilegales detectados por el Seprona en Cataluña (datos facilitados a la Unió d´Empresaris directamente por la citada entidad), tan sólo hemos sido informados del seguimiento de 95 casos en todo el resto de las comunidades autónomas donde opera Conepa. De todos esos casos sólo tenemos constancia de unas 10 clausuras de establecimientos.

- El mayor éxito en la lucha contra los talleres ilegales se ha conseguido a nivel mediático y es producto de una campaña iniciada por Conepa hace ya más de tres años a la que se han ido sumando otras organizaciones con mensajes similares. Con ello se ha logrado que en el último año hayan sido denunciados a través de la prensa electrónica 190 asuntos diferentes relacionados con talleres ilegales, lo que ha dado lugar a miles de noticias distribuidas por medios impresos y audiovisuales, con millones de impactos en consumidores finales. Se puede decir que hoy por hoy una gran mayoría de los automovilistas conocen el problema. Esto ya es un gran avance.

- Sin embargo, a juicio de los talleres, la vía más adecuada para luchar contra la economía sumergida en el sector pasa por la denuncia a las administraciones y la necesaria colaboración de éstas en la solución del problema, un problema sobre el que los miembros de Conepa pensamos que no hay voluntad política de actuación.