Conepa, Federación Española de Empresarios profesionales de Automoción, ha solicitado ante los departamentos competentes de los respectivos ministerios que indiquen claramente cuáles son las obligaciones en materia de seguridad industrial, de medio ambiente y de prevención de riesgos laborales a cumplir por las empresas que alquilan espacio a particulares para realizar operaciones de reparación y mantenimiento de sus coches.

Conepa considera que la figura legal de los llamados "boxes" no está bien definida y su actividad podría ocasionar competencia desleal y trato discriminatorio con respecto a los talleres. En paralelo a estas consultas a nivel estatal y dado que se trata de competencias transferidas a las comunidades autónomas, ahora serán las asociaciones integradas en Conepa las que planteen consultas similares ante los organismos competentes de sus respectivos ámbitos de acción.

En las cartas dirigidas a los máximos responsables nacionales y autonómicos, Conepa y sus asociaciones plantean una larga serie de dudas surgidas como consecuencia de la creciente proliferación de los "boxes", en sus diferentes manifestaciones. Esencialmente, se incide en los siguientes marcos de referencia:

1. Talleres legalmente establecidos que debido a la poca cantidad de trabajo existente o como complemento a su actividad convencional, alquilan una parte de sus equipos y puestos de trabajo para que particulares realicen en sus propios vehículos trabajos como cambios de aceite, cambios de neumáticos, etc.

2. Los llamados popularmente "Boxes", locales de alquiler de espacio y maquinaria para que los usuarios puedan realizar en ellos operaciones sobre sus vehículos, constituidos legalmente como actividades industriales que no poseen la clasificación de taller de reparación, puesto que desde el punto de vista industrial, según el criterio de varias administraciones autonómicas que ya habían respondido a las consultas de algunas de las asociaciones integradas en Conepa, su actividad se considera como arrendamiento de servicios.

3. Dado que para las autoridades competentes en Industria, la consideración o no como taller depende fundamentalmente de la contratación de personal que realice labores técnicas, Conepa solicita asimismo que se clarifique la actividad de los "boxes" cuando éstos disponen de personal que asesora e incluso ayuda físicamente a los automovilistas que alquilan sus instalaciones.

Conepa incide en las múltiples obligaciones que el taller debe cumplir en materia de seguridad industrial, protección de medio ambiente y prevención de riesgos laborales y consideraría trato discriminatorio e incluso competencia desleal el que actividades similares no se vieran sujetas a esas mismas obligaciones, y más teniendo en cuenta que, dada la actual coyuntura, se ha detectado que, en ocasiones, la contratación de los servicios de alquiler de instalaciones se realiza por parte de personal de taller en paro o fuera de su horario para realizar operaciones por las que se cobra a otros usuarios.