Las asociaciones de talleres integradas en Conepa, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, han puesto en marcha un plan de comunicación para dar a conocer la realidad del sector de la reparación y el mantenimiento de vehículos a los candidatos municipales y autonómicos que se presentan a los comicios del próximo 24 de mayo.

 

"Queremos que nuestros políticos nos conozcan mejor y, sobre todo, que tengan en cuenta nuestra importante responsabilidad como garantes de la seguridad vial. Además, en cuanto a nuestro carácter de pymes, insistimos en la gran presión fiscal y normativa que estamos soportando, además de recalcar la incidencia de la economía sumergida y el daño que supone en las empresas cumplidoras con las múltiples obligaciones que nos afectan", señala Ramón Marcos, su presidente.

Para ello, cada entidad ha preparado un documento personalizado para cada candidato en función del ámbito territorial de sus competencias. Cada informe está dividido en tres partes: presentación de la asociación que lo firma, información estadística sobre el sector en municipios y autonomías, y problemática del sector (tanto común a nivel nacional como específica de la zona).

En general, las asociaciones de Conepa coinciden en incluir en sus informes los siguientes temas:

- Grave incidencia de la economía sumergida en el sector (entre el 17 y el 28%, según zonas). Los miembros de Conepa creen que, a pesar de que se ha producido un avance importante en el último año, las Administraciones competentes no han actuado de forma contundente para luchar contra el problema.

- Paralelamente, los talleres de reparación y mantenimiento legales sufren constantes y rigurosas campañas de inspección. A las empresas del sector les gustaría que ese esfuerzo de las autoridades competentes se centrara más en la detección y persecución de la actividad ilegal.

- Múltiples obligaciones normativas en campos muy diversos. A las habituales de cualquier empresa de sus dimensiones, los talleres añaden el cumplimiento de numerosas normas de ámbito nacional, autonómico y municipal que tienen que ver tanto con su carácter de empresas industriales, como por su relación directa con los automovilistas (normativa sobre Consumo), pasando por su fuerte implicación con el medio ambiente. Todo ello complica sobremanera la labor de los empresarios. Por ello, las asociaciones de Conepa piden a sus gobernantes una racionalización de la normativa, una coordinación entre las diferentes administraciones y una coherencia en la interpretación de las normas.

- Asimismo, los talleres comparten con los candidatos la carga económica que se les aplica, tanto a través de impuestos y tasas diversas como de otras obligaciones (adecuación técnica de instalaciones a nuevas normativas, etc.), no siempre coherentes con el alcance real de su actividad.

- En apoyo al sector, pero también con clara implicación con la seguridad vial, las asociaciones integradas en Conepa están solicitando a las Administraciones autonómicas que sigan el ejemplo del Govern de las Islas Baleares y pongan en marcha un certificado oficial para avalar que, tras el rechazo de un vehículo en la ITV, un taller legal realiza y garantiza la calidad de la reparación.

- Ante el reto tecnológico del automóvil, también se solicita la colaboración de las administraciones competentes en materia de formación, tanto para nuevos profesionales, como para la actualización continua de los que tienen experiencia laboral en el sector.

- Dado que entre los principales objetivos de los talleres se encuentra la contribución a la mejora de la seguridad vial en nuestras calles y carreteras, las entidades integradas en Conepa piden que desde las administraciones competentes, se tenga en cuenta la función social del taller en las campañas de divulgación de la seguridad vial a los automovilistas.