Confortauto Hankook Masters, red de talleres de mecánica rápida del automóvil con 700 puntos en España y Portugal, aconseja e informa a todos los conductores cómo conducir seguros este verano.

En este periodo del año se debe extremar el buen estado del vehículo, ya que aumentan los desplazamientos de la misma forma que lo hacen las temperaturas.

 

A pesar de que las condiciones climatológicas son las mejores del año debido al aumento de las horas de sol y menor riesgo de precipitaciones, se debe aumentar la prudencia en la carretera, estando atentos en todo momento para poder anticiparse a cualquier imprevisto, circulando siempre a una velocidad adecuada, sin olvidar que los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera.

De esta forma, para que todos los conductores puedan viajar de la forma más segura posible, Confortauto ha editado una guía de consejos en los que se recomienda revisar todos los elementos del vehículo y planificar el trayecto:

Revisa:
- Neumáticos: comprueba la presión en frío, también la de repuesto. La profundidad del dibujo debe ser de 3mm. como mínimo.
- Amortiguadores: si no están en buen estado, dificultan el control del coche y aumentan la distancia de frenada, revísalos y cámbialos cada 50.000 km.
- Frenos: vigila el nivel de su líquido, revisa los discos y pastillas periódicamente, cámbialos si están en mal estado o desgastados.
- Dirección: si vibra el volante, notas dureza en su giro, holgura, ruidos o se desvía el vehículo de su trayectoria, acude rápidamente al taller.
- Luces: comprueba su funcionamiento y reglaje y lleva siempre repuestos. Es obligatorio llevar dos triángulos de señalización de avería.
- Aceite y filtro: vital para el correcto funcionamiento del motor, cámbialo por el grado y en el periodo recomendado por el fabricante.
- Carburación y bujías: ahorrarás mucho combustible con el mantenimiento del carburador o la inyección, cambia las bujías cada 15.000 km.
- Batería: tiene que estar a punto, comprueba el nivel de electrolito y que los bornes estén limpios.
- Correas: comprueba el estado de la correa del ventilador y distribución, su rotura es una avería bastante frecuente.
- Refrigerante: a él se debe la buena conservación de todo el sistema de refrigeración del motor. Vigila su nivel y cámbialo cada 20.000 km. o 2 años.
- Limpiaparabrisas: aunque no llueva, recuerda revisar su estado y de rellenar el depósito del líquido limpiador.

Planifica:
- Ruta: ahorra tiempo y disgustos si planificas el viaje. Consulta http://infocar.dgt.es/etraffic/, para elegir la mejor ruta. Si el viaje es largo, divídelo en etapas.
- Horario: no intentes batir ningún récord, ni ninguna media. Disfruta de cada kilómetro con una conducción serena. Evita los días y horas puntas de más calor y, a ser posible, conducir de cara al sol.
- Documentación: permiso de circulación y de conducción, documentación del vehículo, póliza de seguro con su recibo y la Tarjeta ITV.
- Descanso: duerme suficiente antes de iniciar el viaje. Para 15 minutos cada 2 ó 3 horas. Al menor síntoma de cansancio, para el coche fuera de la carretera y hecha una cabezada.
- Equipaje: colócalo en el maletero sin que quede suelto, evita colocar objetos que te impidan la visibilidad o la libertad de movimiento. Si vas cargado las reacciones del coche son más lentas e imprevisibles.
- Grupos: no viajes en grupo, es peligroso y aumenta el estrés. Es mejor acordar puntos de encuentro y parada.
- Niños: deben ir atrás, protegidos en sus sillas homologados (adecuados a su peso y talla). Algún pequeño juego les hará el viaje más entretenido.
- Móviles: no lo utilices mientras conduces (incluso con el manos libres) distrae la atención, peligrosamente, de la carretera.
- Alimentación: nada de comidas copiosas, producen amodorramiento. Suprime el alcohol, hidrátate bien con agua y zumos, no abuses del café. Recuerda que algunos medicamentos producen somnolencia.
- Día y noche: nada como la luz del día para conducir con seguridad. De noche reduce la velocidad, adecuándola al área iluminada por la luz de cruce.