La Dirección General de Tráfico y la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) han firmado un convenio para agilizar los pasos previos a la matriculación de un vehículo.

En este sentido, directora general de Tráfico, María Seguí, expuso que esta iniciativa proporcionará una mayor agilidad en las ventas al reducir el tiempo de permanencia de los vehículos en los concesionarios, "hecho que impulsará el sector y la renovación del parque de vehículos".

El acuerdo se enmarca en la iniciativa impulsada por la DGT y el Ministerio de Industria para que las tarjetas de la ITV de los vehículos pasen de soporte papel a soporte electrónico. De hecho, ya se han matriculado 5.000 vehículos con tarjeta ITV electrónica.

El cambio no supone inconveniente para el automovilista, pero sí implica cambios para concesionarios y entidades de crédito. Hasta ahora, las entidades de crédito custodiaban la tarjeta de ITV hasta la matriculación del coche.

Como la tarjeta de ITV tendrá ahora soporte digital, la DGT ha diseñado una plataforma onlien que permite la custodia virtual de la tarjeta y automatiza el tratamiento de la información. De esta forma, se reducen costes y se agiliza el proceso.

Por su parte, el presidente de Asnef, José María García Alonso, resaltó la repercusión de este proyecto en la reducción del riesgo operativo que su puesta en marcha supone para las entidades de crédito, pues la fiabilidad del sistema asegura los procesos que el crédito 'stock' y al consumo conllevan.