El coche eléctrico será el futuro en materia de movilidad de todas las ciudades del mundo, debido sobre todo a que no realiza emisiones de CO2. Ya se ha empezado a convertir en una de las mejores opciones para el usuario que desea ser sostenible con el medio ambiente. Con motivo de la semana de la movilidad, Lucera, la compañía eléctrica que apuesta por la eficiencia real con energía 100% verde, analiza cuánto puede costar cargar el coche eléctrico, qué consideraciones es necesario tener en cuenta y cuántas opciones de recarga hay actualmente.

Lucera destaca que la recarga de la batería del coche eléctrico medio para recorrer unos 100 km no cuesta más de dos euros en términos generales. En cualquier caso, no todas las baterías de los coches eléctricos son iguales, ni tienen la misma capacidad, además las variaciones del precio de la luz hacen que sea más complicado dar una cifra estable. El importe también depende del tipo de recarga que el usuario desee hacer, ya que puede ser normal (5-8 horas), semi-rápida (1,5-3 horas) o rápida (5 a 30 minutos). A medida que el tiempo de recarga disminuye será necesaria mayor potencia e intensidad de carga, lo que encarece la cifra.

Debido a la confusión que experimenta el comprador primerizo, Lucera destaca dónde y cómo cargar el coche:

  • En el hogar: La instalación de un punto de carga es el primer paso para disponer de una fuente de energía para el coche eléctrico. Para ello, no es imprescindible tener un garaje individual, el usuario puede hacerlo también en el aparcamiento comunitario. Luego, la recarga dependerá de la tarifa contratada que tenga el usuario y el porcentaje de la batería que desea cargar. Lucera señala que es posible que, dependiendo de la tarifa, sea necesario realizar un cambio en el contrato, debido a la evolución del tamaño de las baterías en el último tiempo.
    Actualmente las compañías eléctricas disponen de una tarifa pensada para los coches eléctricos llamada Tarifa 2.0 DHS. La misma está pensada para una potencia máxima de 10kW. En este sentido, Lucera alerta de que los consumidores del mercado regulado deben tener en cuenta que los precios se establecen a cada hora dependiendo de la demanda en cada franja horaria. El uso de esta tarifa permite un ahorro de dinero al recargar el coche en las horas en las que haya menor demanda de energía, que suele ser por la noche.
     
  • En una electrolinera: Por norma general, recargar el coche eléctrico fuera de casa suele ser más caro, pero si la instalación de un punto de recarga en el domicilio resulta una gran inversión, existen un número de electrolineras y puntos de recarga distribuidos en distintas áreas de la ciudad que suelen ser gratuitos, pero aún son escasos. Aunque si siguen adelante los planes del Gobierno el número se incrementará significativamente.