El comercio online avanza a pasos agigantados hasta el punto que se está consolidando como el principal canal a la hora de adquirir bienes y servicios. Entre ellos, los seguros y, sobre todo, los de coche, que han experimentado un crecimiento muy grande en los últimos meses.

Como canal de comercialización de seguros, Internet ha experimentado una notable progresión, con el ramo del automóvil como el más activo. De hecho, según un estudio de la consultora DBK, la comercialización online de seguros de coche ha crecido un 11,5% anual desde 2010.

 

Se trata de una tendencia que se espera se mantenga en los próximos años y se explica porque son productos de poca complejidad técnica, que pueden ser descritos y evaluados de acuerdo a unos sencillos parámetros y, por tanto, relativamente fáciles decomparar en Internet.

No en vano, el 83,76% de las pólizas suscritas a través de Internet en 2014 correspondieron aseguros de coche, según datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), con un volumen de negocio que alcanzó los 411 millones de euros. Esto representa el 4,1% del total de seguros de automóvil del mercado español.

Aunque los datos ponen de manifiesto que los usuarios todavía confían más en el cara a cara a la hora de suscribir un seguro (los mediadores continúan siendo el principal canal de distribución de estos productos, concentrando el 64,5% del total, según DBK), Internet es el medio de venta que experimenta los mayores crecimientos.

En concreto, la comercialización de pólizas online ha registrado un crecimiento del 51,46% entre 2010 y 2014, pasando de un volumen de contratación de 271,35 millones de euros a los 411 millones de euros del pasado año.

Además, Internet se ha convertido en el medio preferido de los consumidores para comparar información y precios de seguros. En este sentido, la rapidez para consultar diferentes ofertas que ofrecen herramientas como los comparadores y la posibilidad que dan de hacerlo en cualquier momento y desde cualquier lugar son algunas de las claves del éxito del canal online en la venta de estos productos.

Destacar que un 72% de quienes suscribieron su seguro de coche de forma online contrastó, previamente, opiniones sobre un seguro determinado en foros, redes sociales y blogs, según un estudio de Direct Seguros.

De igual forma, los usuarios que contratan por Internet pueden beneficiarse de distintas ventajas que no ofrece el canal clásico. Por un lado, la comodidad y mayor flexibilidad de contratación que conlleva su mayor accesibilidad (sólo se necesita un ordenador y una conexión a internet). Esto, a su vez, supone un ahorro de tiempo, ya que se evitan desplazamientos. Y, normalmente, suelen tener un coste menor.