La Asociación de Empresarios de Chiclana de la Frontera (Cádiz) vuelve a mostrar su preocupación por el aumento de la competencia desleal en distintos sectores industriales de la ciudad, al entender que se comete un agravio comparativo con respecto a los negocios que pagan sus impuestos para desarrollar su labor comercial.

Entre las acciones más destacadas, la asociación ha denunciado a 35 talleres de reparación de automóviles, siendo todos ellos expedientados, así como a otros negocios que no disponen de las autorizaciones.

Del mismo modo, se ha lanzado una circular a sus asociados en la que vuelve a invitar a que, a través de Asociación de Empresarios, "denuncien a las entidades que están haciéndoles la competencia de manera irregular, al no respetar obligaciones y normas que son de obligado cumplimiento".

La asociación considera que la situación se está agravando por la falta de trabajo y de negocio. "Muchos trabajadores que salen de las empresas de la ciudad montan en el garaje de su casa un tallercito con el que trabaja de manera fraudulenta y se encuentran fuera de toda inspección y de toda legalidad", argumentan.