La Policía Nacional ha desmantelado un punto de venta de drogas ubicado en un taller mecánico de Zamora en una operación en la que ha detenido a un vecino de la ciudad, de 31 años, con antecedentes policiales por supuestos delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. Durante la intervención se incautaron diversas cantidades de speed, hachís, marihuana, MDMA y popper, informa El Norte de Castilla.

La operación la desarrollaron agentes del Grupo de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) tras establecer un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del taller ante las sospechas de que podrían dispensarse sustancias estupefacientes en él. Tras comprobar que en el taller habían entrado por separado dos hombres conocidos por ser consumidores de esas sustancias, los agentes accedieron al local en el momento que uno de estos se disponía a salir, ocupándole una dosis de speed.

Al registrar el local, los agentes confirmaron sus sospechas de que se trataba de un punto de venta de drogas al hallar casi medio kilo de distintos estupefacientes y sustancias de corte, así como balanzas de precisión y útiles para la distribución y venta de drogas. Junto a las drogas, los agentes encontraron una escopeta de caza con los cañones recortados, así como cartuchos del calibre 12, aptos para su uso con la escopeta.

Posteriormente, se practicó un registro en el domicilio de la persona que regentaba el taller, donde se incautaron más sustancias estupefacientes y drogas tóxicas, así como otra arma larga para la que el detenido no disponía ni de guía de pertenencia ni de licencia de armas. También se intervinieron numerosas piezas de armas antiguas y cartuchería de distinto calibre.