El Real Automóvil Club de España (RACE) participó un año más en el Informe Europeo sobre la Seguridad en los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

En el estudio de este año, mucho más exigente y con pruebas más duras, se evaluaron 30 modelos y sistemas de SRI en categorías de peso y soportes diferentes, poniendo el foco en los criterios clave de seguridad ante impactos frontales y laterales, el manejo, la ergonomía, el contenido de sustancias peligrosas, la limpieza y la confección.

 

Los resultados ofrecen 13 sillas con resultados 'Satisfactorios', y seis que obtuvieron el 'Aceptable'. En el lado negativo, 11 de los modelos presentados a la prueba no superaron la evaluación de los clubes, ocho de ellos con la peor nota.

Cada año, los clubes van sometiendo a las sillas infantiles a diferentes test de seguridad y uso, que sirven de referencia a muchos padres a la hora de elegir su silla.

Para mejorar esta información, y reforzar la seguridad de los pequeños cuando viajan en un sistema de retención, este año los clubes automovilísticos han revisado y ajustado el procedimiento y la evaluación de las pruebas, lo que nos permite actualizar la seguridad que ofrece la tecnología actual.

Por este motivo, los requisitos que se exigen para obtener buenos resultados en el test son más exigentes que en años anteriores.