El 93,33% de las grandes empresas del sector automoción y los principales agentes que lo integran (fabricantes de vehículos, de equipos y componentes, distribuidores, talleres de reparación y servicios...) se beneficia de algún tipo de rebaja fiscal por dedicar recursos a la I D i.

Así lo refleja el último Índice sobre Financiación de la Innovación, presentado por la consultora multinacional especializada en optimización de costes Lowendalmasaï tras llevar a cabo una encuesta a 120 firmas innovadoras de varios sectores (entre las que se encuentran 15 de las principales de la industria automoción en España).

Los resultados del estudio reflejan que la mayoría de las grandes empresas de la automoción en España utiliza alguna de las diferentes posibilidades ofrecidas por la Hacienda Pública para rebajar su carga impositiva.

Para Laura Delgado, directora general adjunta de Lowendalmasaï en España y Portugal, "las ayudas indirectas se han revelado como una de las herramientas más utilizadas en este sector, y la mayoría de las compañías reinvierte en sus propias actividades investigadoras los ahorros obtenidos por esta más baja fiscalidad".

La experta subraya que esta práctica es más habitual en la automoción que en otros sectores, como el de la alimentación o el energético.