Los residentes del Barrio del Real, a través de su asociación vecinal, han pedido que se incremente la presencia policial en sus calles para erradicar los talleres ilegales que, ocasionalmente, se desarrollan “en medio de la vía pública”. El presidente de la agrupación, Jesús Motos, ha declarado al periódico El Faro de Melilla que se trata de una práctica “relativamente habitual” y que “los vecinos se están cansando de denunciar siempre lo mismo”.

El responsable de la Asociación de Vecinos del Barrio del Real relaciona este tipo de incidentes con la gran cantidad de establecimientos de los alrededores en los que se comercializan accesorios para vehículos. Algunos mecánicos carecen de local y, por tanto, llevan a cabo este tipo de actuaciones en la calle, recoge la misma fuente.

Son las calles Bilbao, Ceuta y Jiménez Iglesias los tres “puntos clave” en los que este tipo de imágenes se repiten “no todos los días, a todas las horas, pero sí de vez en cuando”, indica Jesús Motos, a las que se añade otra zona que se emplazaría a las afueras del barrio, junto a los talleres y las naves. En sus palabras, “no es algo que esté totalmente descontrolado, pero sí un problema grave”, por lo que insiste en el refuerzo de la vigilancia y la presencia policial.