Miguel Sebastián, en 2008 ministro socialista de Industria, auguró que en 2014 un millón de vehículos eléctricos rodarían por España. A finales del pasado año había 665.000, pero en todo el mundo, indica la Agencia Internacional de la Energía en un interesante artículo de El País que les adjuntamos íntegro.

 

El fraude descubierto de Volkswagen, que ha vendido 11 millones de coches con los motores diésel trucados para disfrazar sus emisiones de óxidos de nitrógeno, ha hecho que muchos miren hacia las previsiones (incumplidas) que representantes políticos y constructores de automóviles lanzaron en décadas anteriores sobre la implantación de los vehículos limpios.

"Hay una revolución pendiente. El transporte es el sector que más lentamente se descarboniza", señala Xavier Labandeira, catedrático de Economía y uno de los investigadores del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU.