El vehículo seminuevo se está erigiendo en una interesante solución de movilidad por su precio más competitivo y sus prestaciones gracias al plus de equipamiento que incorpora, aspecto que le distingue del vehículo de diez años, que no puede lucir muchos de los atributos de un coche con apenas tres años de antigüedad.

Es tal la diferencia entre ambos que la demanda de equipamiento en el VO seminuevo supera en un 33,7% la del mileurista, según la plataforma internacional AutoScout24.

 

Dentro del amplio equipamiento que ofrece un vehiculo, hay una serie de elementos que son irrenunciables para todo conductor que acude al mercado de VO. La plataforma internacional señala los diez imprescindibles, aquellos que no deben faltar nunca si se quiere sacar adelante una venta.

En este top 10, algunos están relacionados con la experiencia de conducción, como la dirección asistida, el control de tracción y el control de velocidad. Las sensaciones al volante deben ser las mismas ya sea en un vehículo nuevo o en uno de ocasión. Esto es innegociable para el conductor.

En cuanto a la seguridad, los faros antiniebla y el inmovilizador, que evita que se ponga en marcha el coche de forma accidental, son elementos también muy apreciados por los conductores.

Además del confort en la conducción y la seguridad, la comodidad y la automatización del vehículo también son fundamentales, por lo que no debe faltar el cierre centralizado y los elevalunas eléctricos, elementos que facilitan acciones tan habituales en un coche como su cierre o la subida y bajada de ventanillas delanteras y traseras. Los básicos no pueden faltar.

Por su parte, el equipo de música y el ordenador de a bordo aportan la cuota de entretenimiento e infotainment dentro de las principales demandas de equipamiento, tal como señala el experto en VO. Y, curiosamente, lo estético también vende, pues las llantas de aleación es otro de los extras más considerados.

Según el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, frente a un vehículo de más de diez años, siempre más económico pero peor equipado, los seminuevos marcan la diferencia en el mercado de ocasión, sobre todo porque incorporan un completo equipamiento que permite por un mejor precio disfrutar de las prestaciones y sensaciones propias de un vehículo recién estrenado.

"Es precisamente en el precio donde el seminuevo ha tenido que hacer un mayor esfuerzo, debido a que los planes de ayudas de nuevos redujeron el diferencial de importes entre uno y otro, restándole uno de sus principales atractivos para la compra", agrega acto seguido.