Hace unos días GT Motive advertía que "Las reparaciones caseras son uno de los grandes peligros de la Operación Salida". Tras ello en esta web hemos publicado dos artículos sobre el tema de los boxes de alquiler: "Los boxes de alquiler y la economía sumergida en la Sexta" y "Altaller.es reivindica los boxes de alquiler como oportunidad de negocio para el taller". Continúa el debate sobre los riesgos de esta actividad.
HTMBoxes, una compañía de centros de bricolaje del automóvil, ha emitido un comunicado en el que calcula en unos 300 € el ahorro que puede significar para un conductor la realización, por si mismo, de las revisiones básicas de mantenimiento y de reparación, lo que según los cálculos de esa compañía supondría un ahorro del 80% respecto al coste de acudir a un taller profesional.
El director general de HTMBoxes, Elisardo Álvarez, apuntó que existen personas habilidosas, que lo mismo se arreglan ellos mismos la lavadora, cuando es un problema sencillo, o bien pintan su piso. "En el mundo del motor ocurre lo mismo. Si una persona tiene interés y habilidad para realizar tareas básicas de mantenimiento, puede hacerlo", entre esas tareas básicas estarían el cambio de aceite, la comprobación de las escobillas del limpiaparabrisas y la revisión del filtro del aire.
A quien escribe estas líneas no le salen las cuentas, no imagino quien cobra 300 € por hacer esos mantenimientos. Pero conviene recordar noticias publicadas en esta misma web advirtiendo que "La labor de un mecánico tiene el valor añadido de la experiencia. Cualquier error que cometamos en la reparación del coche puede provocar un accidente de la manera más insospechada. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias de ahorrar unos euros en la mano de obra?".
Además de que "los errores que se cometan al intentar arreglar un vehículo pueden convertirse en averías irreparables que no podrán subsanar ni los profesionales de los talleres, por no hablar de la peligrosidad que ello implica."
En la web de HTMBoxes se menciona que dan asesoramiento mecánico pero en ningún lado se especifica en que consiste, ni se habla de ninguna política de la compañía para prevenir la actuación de ilegales que hagan allí sus "reparaciones" sin cobrar factura ni otorgar garantía sobre la reparación a sus clientes.
El debate sigue abierto.