El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció una nueva ampliación del Plan Pive,que incentiva la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo. El Pive 4 contará con una dotación de 70 millones de euros y se pondrá en marcha "en los próximos días", con la idea de que se prolongue hasta final de año.

Montoro avanzó durante la primera edición de Foro Anfac y PwC la que será la tercera prórroga del Plan desde su puesta en marcha en septiembre de 2012.

Hasta este Pive 4, el plan ha contado con una financiación de 220 millones de euros en ayudas, de los que se han beneficiado 220.000 propietarios de automóviles -1.000 euros por vehículo-, a razón de 75 millones en su puesta en marcha, otros 75 millones en el caso del Pive 2 y 70 millones más para el Pive 3, puesto en marcha el pasado 1 de agosto y que ya se ha agotado.

Según explicó Montoro, el Plan Pive tiene retornos compartidos a través de recaudación por IVA e IRPF. "Podemos y debemos favorecer el consumo interno del automóvil puesto que supone bienestar, mejora en la eficiencia energética y seguridad vial", subrayó el ministro.

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, aplaudió la decisión del Gobierno de ampliar el Plan Pive 3, al considerar que esta extensión permitirá que el mercado concluya el ejercicio con un volumen de ventas "algo superior" a las 700.000 unidades.

Sánchez Torres agradeció así la "sensibilidad" del Gobierno hacia el sector del automóvil. "Es una buena noticia que agradecemos", indicó.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, aseguró que la extensión del Plan Pive 3 será suficiente para acabar el presente ejercicio.

El directivo expuso que la extensión del Plan Pive 3 convivirá un tiempo con la segunda versión del Plan Pima Aire, de incentivo a la compra de turismos y vehículos comerciales por parte de autónomos y pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, afirmó que no existirá una confusión, sino que ambos programas convivirán "en sana competencia".