El mantenimiento de coches de alta gama ronda los 4.600 euros a lo largo de los 100.000 primeros kilómetros de rodaje, lo que supone un coste un 8,7% superior al de uno generalista en ese mismo periodo (4.250 euros), según se desprende del estudio 'Costes de mantenimiento por segmentos' realizado por la compañía de servicios de valoración de siniestros Audatex a partir de datos de su herramienta CarIndex.

El informe, elaborado a partir del análisis de más de 4,2 millones de valoraciones, atribuye esta brecha al mayor uso de componentes electrónicos y de alta tecnología que requieren los coches de alta gama, lo que encarece el precio de los recambios y exige una mano de obra más cualificada.
Además, se añade el hecho conocido de que los usuarios de vehículos de gama alta prefieren realizar su paso en concesionarios oficiales (53%), mientras que los conductores de coches generalistas optan mayoritariamente por establecimientos independientes (68%) cuando su coche está fuera de garantía.
El análisis de Audatex refleja notables diferencias en la distribución de gastos de mantenimiento dentro de cada segmento, especialmente significativas en el caso de reparaciones preventivas y correctivas, cuyo peso sobre el importe total varía hasta cinco puntos en función del tipo de coche, siendo más significativo en los modelos premium que en los generalistas.
Con respecto a las reparaciones correctivas, los coches de alta gama conllevan para el usuario un gasto medio de 2.130 euros durante los primeros 100.000 kilómetros, lo que supone un 23% más que los generalistas. Sin embargo, cuando se trata de pasar por el taller para mantenimientos rutinarios (preventivos) como cambio de aceite, de batería o sustitución de pastillas de freno, entre otros, son los generalistas los que se llevan un mayor importe. Concretamente, alrededor de 1.000 euros a los 100.000 primeros kilómetros, frente a los 850 euros de los premium, cuyos componentes sufren menor desgaste.
Por su parte, el gasto dedicado a neumáticos es un 5% superior en los vehículos de alta gama (unos 615 euros) que entre los generalistas (585 euros). Algo similar ocurre en el caso de las reparaciones de carrocería, cuyo importe es un 9% mayor en los coches de lujo (1.030 euros) debido al empleo de pinturas metalizadas.