Las ventas de vehículos en todo el planeta alcanzaron 42,64 millones de unidades en los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 2,8% en comparación con el mismo período de 2012, indica la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

Por su parte, el mercado automovilístico español registró una disminución del 5%, hasta situarse en 432.902 unidades, frente a las 455.570 unidades del primer semestre del pasado ejercicio.

Las matriculaciones de vehículos crecieron en todas las regiones del mundo entre los pasados meses de enero y junio, a excepción de Europa, donde el mercado sufrió una contracción del 6% y redujo su volumen hasta 9,3 millones de unidades.

El mayor volumen de ventas correspondió a Asia, Oceanía y Oriente Medio, donde se comercializaron 20,18 millones de vehículos, cifra superior en un 4,9%.

Mientras, las ventas de automóviles en Norteamérica se elevaron a 9,36 millones de unidades en los seis primeros meses del año, un 6,8% más, al tiempo que el crecimiento en Sudamérica y América Central fue del 6,8%, con 3,01 millones de unidades.

Finalmente, los datos de OICA muestran que en África se vendieron 770.851 vehículos en el primer semestre del presente ejercicio, con una progresión del 5,9%.