El parque de vehículos de gas natural en España crece a un ritmo anual de entre el 15-20%, desvela el último informe de Anfac Research para el Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente de Anfac y Bosch.

En nuestra geografía circulan actualmente 3.800 vehículos propulsados por gas natural comprimido para automoción, en su mayor parte autobuses y camiones. Estas cifras están muy por debajo de otros países europeos como Italia, que cuenta con 847.000 vehículos de gas, o Alemania (96.300 unidades).

No obstante, el estudio apunta que el mercado de vehículos de gas natural presenta una gran potencial de desarrollo, pues en la actualidad se comercializan 64 modelos correspondientes a 20 marcas.

Además, sólo el 20% de los vehículos con este modo de propulsión que circulan por España fueron fabricados en origen para utilizar gas natural, mientras el 80% restante ha sufrido transformaciones posteriores a su matriculación.

El precio del gas natural comprimido para automoción en nuestro país es inferior en un 41% al del gasóleo y en un 50% al de la gasolina. Bosch calcula que los sistemas actuales de gas son rentables a partir de 7.000 kilómetros al año, es decir, para la mayor parte de los conductores.