Las matriculaciones de vehículos industriales crecieron un 36% en el mes de marzo con un volumen de 1.554 unidades impulsadas fundamentalmente por el Plan Pima Transporte, un programa pionero, basado en la financiación y que está empezando a dar sus primeros frutos.

Así, en el primer trimestre del año este segmento de vehículos industriales acumula un crecimiento del 22,5% con un total de 4.576 unidades.

 

No obstante, sigue siendo prioritario renovar una flota de vehículos industriales que supera los 13 años de antigüedad media de los vehículos. Son vehículos que recorren muchos kilómetros y, por lo tanto, son fundamentales para mejorar la seguridad vial en nuestras carreteras y reducir las emisiones a la atmósfera.

Los vehículos industriales ligeros en marzo aumentaron un 11,1% y 50 matriculaciones. En el conjunto de los tres primeros meses del año descienden un 12,1% y 116 unidades. Ya en el caso de los industriales medios en marzo se incrementaron un 18,6% y 210 unidades.

Finalmente, los industriales pesados experimentaron un increíble crecimiento en marzo del 41% y 1.294 unidades, lo que supone un incremento en el conjunto del año del 23,4% y 3.887 unidades.