Agosto es un mes, generalmente, de vacaciones, playa o montaña, viajes y desconexión del estrés de la rutina. Sin embargo, cada vez más personas lo ven empañado por una avería que podían haber solucionado con un buen mantenimiento del vehículo, una revisión previa y un poco de precaución. El RACE, para aquellos socios y clientes que necesiten ayuda durante el periodo estival, ya ha puesto en marcha su dispositivo especial para las vacaciones de verano, con una cobertura global basada en un incremento del 50% en el número de personas en el centro de asistencia, además de la red de proveedores de servicios que suma más de 2.000 vehículos. El motivo de este aumento es el incremento esperado de un 5% en el número de asistencias respecto al verano de 2018, en el que se produjeron más de 82.000.

El constante incremento de asistencias de carretera del RACE hacia sus socios y clientes encuentra su primera causa en la media de edad del parque automovilístico, con más de 12 años. A esto hay que sumarle el mal mantenimiento general que los usuarios le dispensan a sus vehículos, especialmente a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurarse del buen estado del coche antes de realizar un desplazamiento largo por carretera, y la falta de inversión en infraestructuras y el mal estado de algunas carreteras, que provoca también que se acorte la vida útil de muchos de los componentes mecánicos del coche.

En la línea con todo el histórico de años del Barómetro de Averías del RACE, se prevé que las baterías vuelvan a ocupar el primer puesto en cuanto a necesidades de asistencia, por delante de los problemas con los neumáticos, los derivados del motor y los accidentes de tráfico. Según el Barómetro, el crecimiento de este año está siendo sostenido, principalmente derivadas tanto de la falta de mantenimiento, del envejecimiento progresivo del parque automovilístico como del mal estado de algunas vías. Además, se espera un agosto con calor, algo que ha incrementado la necesidad de ayuda a los socios y clientes del RACE en las dos olas que llevamos este verano, la de principios de junio y la de finales del mismo mes, ambas superiores al 15% por encima de las previsiones habituales para esas fechas.

Gracias a la evolución de servicios, otros departamentos del Real Automóvil Club de España también se ven reforzados, como el de asistencia en viaje, con un incremento del 30% en sus recursos para el periodo entre junio y el final de agosto. En datos de 2018, el RACE atendió otros servicios, como expedientes jurídicos (más de 300.000), asistencias médicas (cerca de 15.000) y más de 200.000 expedientes relacionados con viajes.