El Real Automóvil Club de España (RACE) y el fabricante de camiones Scania han elaborado un informe a nivel ibérico con el objetivo de conocer e identificar las interacciones que se producen diariamente en el tráfico entre dos de los colectivos más representativos de la movilidad, el transporte pesado y el turismo.

En este sentido, se ha querido constatar los diferentes puntos de vista de ambos colectivos en cuestiones tan importantes como la percepción entre ambos y la seguridad, así como los principales problemas que encuentran en las infraestructuras.

Si bien es cierto que existe una gran similitud entre las características de conducción entre España y Portugal, la manera de comprender la movilidad entre los dos tipos de vehículos es muy distinta. Pensemos que las distancias medias recorridas por los conductores de turismos son de 15.000 km. frente a los más de 100.000 kilómetros realizados por los profesionales del transporte.

El primer dato con el que nos encontramos es que el 73% de los encuestados en la península ibérica manifiestan que la relación entre el transporte profesional y el turismo es satisfactoria, siendo esta percepción más alta en el colectivo español, con un 76% de respuestas positivas, frente al 70% de los usuarios portugueses.

Un dato llamativo y preocupante en relación a la seguridad de los usuarios de la vía y la configuración de la misma lo encontramos en relación al diseño y configuración de las rotondas, en donde más del 84% entre españoles y portugueses consideran que no están perfectamente diseñadas.

De igual modo, el colectivo profesional de ambos países coincide en la problemática de sortear las rotondas, siendo en ocasiones un obstáculo y peligro para realizar la maniobra con seguridad, dándose en numerosas ocasiones situaciones de alto riesgo de accidente al tener que invadir el carril contrario para sortearla.

Por este motivo, desde RACE y Scania se quiere informar de la necesidad de adaptar y crear rotondas que se ajusten a las necesidades y demandas de este tipo de vehículos, a fin de reducir el riesgo de accidente y movimiento de la carga durante la circulación por las rotondas.

Otro de los aspectos a evaluar en el estudio fue la opinión por parte de ambos colectivos del estado de las áreas de descanso y de servicio. En el caso concreto de los conductores de turismo, la nota otorgada fue de 6,6 sobre 10, mientras que el colectivo profesional se mostró bastante más exigente en puntuar estos dos tipos de servicios, siendo la nota media entre ambos países de 5.

En relación a la convivencia entre estos dos tipos de vehículos y conductores, RACE y Scania consultaron los percances o interacciones entre los mismos, para mejorar la calidad de los desplazamientos y reducir así el riesgo de accidente. El resultado es que el 30% de los transportistas profesionales reconoce haber tenido un percance, pérdida de la banda de rodadura de su vehículo, al menos una vez.

Ambas alertan de la importancia que supone realizar una revisión periódica de los neumáticos en la totalidad de los vehículos, en especial en el transporte profesional, dado el riesgo de accidente que se ocasiona si se circula con el neumático en mal estado.

En términos generales, los incidentes entre conductores de turismos y camiones no son muy alarmantes pero sí existentes, y en ocasiones, pueden resultar llamativos y peligrosos.

Entre los incidentes más destacados se encuentran la invasión de la distancia de seguridad o los golpes por alcance debido a las frenadas de emergencia. Las principales causas de dichos percances es la falta de señalización en las maniobras (23,01%) y no guardar la distancia de seguridad, en el 46,31% de los casos.