La sede del Icex, en Madrid, fue el escenario elegido para celebrar el 'Fórum de Automoción. Casos de éxito de la industria de automoción en España y Reino Unido', impulsado por la Cámara de Comercio Británica en España y organizado conjuntamente con las asociaciones españolas del sector de automoción Anfac y Sernauto.

El encuentro contó asimismo con la colaboración del Ministerio de Economía y Competitividad y el Ministerio de Industria y Turismo, UK Trade & Investment y el Automotive Council UK.

 

Señalar que en el foro se puso en valor la experiencia española y británica en el desarrollo de la industria del automóvil como motor clave del crecimiento de la economía de ambos países.

El presidente de la Cámara de Comercio Británica en España, Roger Cooke, expuso que trabajan con industria donde las relaciones de negocio e inversión son significativas, con sinergias entre ambos países y que comparten similitudes.

"Tanto en España como en el Reino Unido la industria de la automoción ha continuado siendo un sector estratégico durante la crisis. España ha fabricado 2,6 millones de unidades frente a los 2 millones de hace 4 años, con un volumen de facturación de 70.000 millones de euros total entre fabricación de automóviles y de componentes. En el Reino Unido el sector mueve 11,2 millones de libras y fabrica 1,6 millones de vehículos al año", subrayó.

Asimismo, como destacó el embajador británico en España, Simon Manley, UK ofrece oportunidades muy significativas para que las empresas inviertan en la producción de Automoción. De hecho, el gobierno británico ha colocado a la automoción entre una de las principales industrias del país y con mayor fuerza.

En el Reino Unido se fabrican 9.000 coches al día, 1,6 millones al año y cinco de cada seis se exportan, insiste. Para apoyar a este sector estratégico para el país, invierten 1.000 millones de libras en tecnología y han montado una red para propiciar el apoyo a las empresas del sector.

Durante su intervención, el director general de Comercio Internacional e Inversión del Gobierno de España, Antonio José Fernández-Martos, comentó que el sector del automóvil ha sido uno de los sectores clave de la recuperación económica de España.

La automoción ha sido protagonista indiscutible del comportamiento exportador. Así, desde 2009 el número de empresas exportadoras ha aumentado un 50% con un total de 150.000 empresas que exportan actualmente.

Se trata de unas exportaciones que han pasado de ser fundamentalmente europeas a diversificarse a otros países. Mientras en 2009 el destino del 82% de las exportaciones era Europa y ahora ese porcentaje ha bajado al 70% a favor de otros destinos como Corea del Sur, Australia o China.

En representación de la industria española de automoción, miembros de Sernauto y Anfac trasladaron a los asistentes las estrategias de crecimiento de la industria española de Automoción y su contribución a la economía del país.

Para Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, España está liderando el cambio de modelo productivo a través de la industria de automoción. "Una industria que crece en mercado, en industria y en exportaciones es una buena noticia para España y para Europa", argumentó.

A juicio del dirigente, los puntos de similitud con la industria británica son claros porque ambos países están creciendo basando su modelo en las exportaciones. España hace vehículos de más valor añadido y camina sin retorno hacia el objetivo de fabricar 3 millones de vehículos, vehículos equipados con mucha tecnología, muy eficientes.

"España crece un 12% en exportaciones de vehículos, en unidades, pero un 17% en valor gracias a ese valor añadido adicional que otorgan los vehículos "made in Spain'", agregó seguidamente.

Por su parte, Cristina San Martín, adjunta a presidencia de Sernauto, apuntó los principales datos del sector de equipos y componentes para Automoción y los factores de éxito que han permitido alcanzar esas cifras.

Según las previsiones, en 2015 se alcanzarán los 32.000 millones de euros de facturación, lo que supone un incremento del 7% con respecto a 2014. Además, el empleo directo del sector también se incrementará hasta los 205.000 personas, 8.000 más que en el año anterior.

La innovación y especialización tecnológica, la competitividad y la internacionalización son algunos de los aspectos que forman parte de la estrategia de crecimiento seguida por esta industria y que, como destacó San Martín, deberán potenciarse para mantener esa posición de liderazgo durante los próximos años.