La nave de talleres Anjoma de Huesca, socio del Grupo CGA especializado en la reparación de automóviles y la venta de recambios, fue víctima de un aparatoso incendio el pasado lunes, extinguido unas horas más tarde.

 

Todavía se desconocen las causas que originaron el fuego y que hicieron que se propagara tan rápidamente por el edificio, situado en una de las zonas industriales integradas en la ciudad de Huesca, próxima al Palacio de los Deportes y el Hospital San Jorge, en el barrio de la Encarnación.

Al tratarse de una hora en la que el taller permanecía cerrado, no había empleados dentro, por lo que no se han producido daños personales, a excepción de un bombero que ha requerido atención médica por inhalación de humo.

Respecto a los daños materiales, tanto el taller como la tienda de recambios del establecimiento quedaron totalmente quemados, llegando a caerse una parte de la cubierta del edificio. También se calcinarion los vehículos que en ese momento se encontraban en reparación.

Por otra parte, la Confederación de Empresarios de Huesca (CEOS) y el propio taller están trabajando en establecer las primeras medidas que permitan cubrir las garantías laborales de los empleados de la instalación.

Representantes de CEOS se reunieron con los propietarios del taller para conocer la situación de la empresa y establecer las primeras medidas. El presidente de la CEOS, Carlos Bistuer, informó que la fábrica estaba perfectamente asegurada, así como la responsabilidad a terceros, a través de la póliza de seguros de CEOS.