El taller siguió perdiendo protagonismo en su contribución a la rentabilidad de los concesionarios durante 2013, representando sólo un 14% del total y bajando casi cinco puntos en comparación con el año anterior, debido a la caída de su actividad y al ajuste de precios realizado para ser más competitivos, refleja el último 'Informe Rentabilidad de las Redes de Distribución' elaborado por Snap On Business Solutions para Ganvam.

No obstante, en líneas generales la posventa (taller y recambios) aportó a la rentabilidad casi el 60% del total, manteniéndose prácticamente igual que en el mismo periodo anterior, siendo el área de recambios la que registró un mejor comportamiento, subiendo hasta un 45%. Respecto al peso de la facturación, la actividad del taller también se resintió, bajando dos puntos y representando únicamente el 6% de los ingresos totales de los servicios oficiales.

Por su parte, el área de ventas continuó aportando el 41% de la rentabilidad a las redes oficiales y ganó dos puntos en facturación respecto al ejercicio precedente, gracias a los planes de ayuda a la compra de vehículos. A pesar de ello, Ganvam recuerda que la verdadera recuperación de las cuentas en los concesionarios no se producirá hasta que la posventa, dañada por la fuerte bajada de las ventas y el envejecimiento del parque, vuelva a coger impulso.

En palabras del presidente de la patronal, Juan Antonio Sánchez Torres, "el déficit de ventas que en los últimos seis años ha impedido que entren al parque tres millones de vehículos sigue pasando factura a esta actividad".

"Los vehículos viejos acuden menos al taller y sus reparaciones son de menor cuantía. Todo esto, unido a la competencia desleal de talleres clandestinos y a las duras condiciones que muchas veces imponen las aseguradoras, hace necesaria la puesta en marcha de un plan integral para la posventa", sentencia.

En este sentido, recordó que este plan debería incluir medidas concretas que, por ejemplo, permitan erradicar esos talleres pirata que concentraron el pasado año la cuarta parte de las reparaciones en nuestro país.

También es crucial dar continuidad a los planes de achatarramiento para conseguir rejuvenecer el parque, a sabiendas que un vehículo joven es el que deja más ingresos. Reforzar las inspecciones de vehículos cuando el 20% de los vehículos elude pasar la ITV o profundizar en su liberalización son también asignaturas pendientes.