El vehículo de ocasión ha ganado terreno como alternativa natural al nuevo, especialmente en los últimos cinco años. De hecho, fue la primera opción para el 73 % de los españoles que compraron un usado el pasado año, lo que supone siete puntos más que antes de la crisis, se desprende de la nueva edición del 'Libro Blanco del VO', elaborado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

El informe - realizado entre cerca de 800 compradores y potenciales compradores de VO - muestra cómo la difícil situación económica que atraviesan los hogares españoles ha llevado al vehículo usado a ser casi una opción "forzosa" de compra, debido a que sólo hoy el 18,8 % de los conductores accede a financiación para comprar un coche, prácticamente la mitad que hace cinco años (36,4 %).

Si por algo se caracteriza el coche usado es por tener un precio razonable, asumible incluso en un solo pago, lo que lo convierte en una opción muy atractiva ante la falta de crédito. Para ser exactos, el 71 % de los compradores reconoce pagar su vehículo usado al contado, tirando de ahorros en la mayoría de los casos (93 %).

Concretamente, los  mayores desembolsos en la compra de un usado se sitúan en una horquilla de entre 6.000 y 10.000 euros, mientras que los compradores con presupuestos más ajustados invierten aproximadamente la mitad, limitándose a modelos más veteranos que en la mayoría de los casos adquieren a particulares como ellos y a muy bajo precio. Según Ganvam, el 67,5 % del total de las ventas efectuadas entre particulares se realiza con vehículos de más de diez años de antigüedad.

El 'Libro Blanco del VO' recalca que la pérdida de poder adquisitivo, motivada por los ajustes salariales y el desempleo, ha hecho que cada vez sean menos los españoles que consiguen ceñirse a un presupuesto inicial. De esta forma, si en 2008 el 87,6 % lograba ajustar la compra de su coche de segunda mano al dinero de partida, en la actualidad sólo un 76 % lo consigue.

En este sentido, las ventas de vehículos de ocasión llegarán este año a las 1.642.000 unidades, lo que supone un crecimiento del 4,1 % con respecto al año anterior, indica el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres.

El responsable de la asociación confirmó que la relación de ventas VO/VN repetirá su marca histórica de 2,3 a 1 debido, sobre todo, a la caída del mercado de nuevos, que despedirá el año en 700.000 unidades, con un retroceso acumulado del 56,7 % desde 2007.

El difícil contexto económico y la falta de financiación ha convertido al vehículo de ocasión en "protagonista de esta larga crisis" y, muy especialmente, al vehículo mileurista, que tiene su nicho de mercado en las ventas entre particulares. En la actualidad, el 67,5 % de las operaciones a título privado se hacen con vehículos de más de diez años y muy bajo precio, lo que explica que éstas crecieran un 17 % hasta abril.

Según Sánchez Torres, "a veces nos olvidamos de que el coche usado hay que fabricarlo para que llegue a nuestras exposiciones y poder venderlo". Apunta, además, que la caída de las matriculaciones, con dos millones menos de vehículos en estos años, unido a las desinversiones en flotas que están haciendo los operadores de renting, prorrogando sus contratos, está frenando la entrada de estos vehículos de entre tres y ocho años.

El VO Selectivo

Datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) expresan que las ventas de coches usados acumuladas al mes de abril alcanzar las 558.054 unidades, un 8,9 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La demanda del VO Selectivo (coches con menos de diez años de antigüedad) en estos cuatro primeros meses del año fue de 271.389 unidades, un 2,1 % más. El mercado selectivo, que ha supuesto el 53 % del total del de ocasión, es el que atiende mayoritariamente los concesionarios y el que mantiene un valor residual significativo.

Este mercado sigue contrastando con el de vehículo nuevo, pese a que éste subió ya en abril, de tal forma que, por cada coche nuevo se vendieron 2,3 usados en el acumulado del año.

Por antigüedades, la mayor subida corresponde a los coches de menos de tres años, que lo hacen un 33 %, mientras que los de 3 a 5 caen un 23,9 % y los de 5 a 10 años mejoraron sus ventas un 5,8 %.

"Los concesionarios están tirando de su stock de coches seminuevos, ya que se han quedado desposicionados en precio. El Plan PIVE y el fuerte esfuerzo promocional sobre el coche nuevo, que supera los 4.000 euros de media por unidad, han hecho en la actualidad menos competitivo este segmento del mercado", argumenta Jaume Roura, presidente de Faconauto.

Por otro lado, el precio medio de los usados sigue cayendo y se situó en abril en los 10.517 euros, un 2,3 % menos, según datos de coches.net para Faconauto. Los modelos más demandados fueron la Serie 3 de BMW, Volkswagen Golf y el Audi A4.