La apuesta por la electrificación de la flota de vehículos es una realidad. El avance de este tipo de automóviles en todo el mundo se acelera a una gran velocidad y cada vez es más frecuente observar coches de esta modalidad por la carretera. Un estudio asegura que se venderá un millón de vehículos eléctricos en la Unión Europea durante el próximo año. El estudio ha sido elaborado por ‘Transport & Enviroment’ y vaticina que la venta de coches eléctricos y vehículos híbridos enchufables (EV) representará entre el 3% y el 7% de las ventas totales de vehículos en la región.

Una cuota de mercado que irá ganando paso a medida que pase el tiempo. El mismo estudio afirma que en 2021 las ventas de coches eléctricos podrían rondar el 10%. Como motivo principal de esta subida se señala a los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los nuevos automóviles.

El análisis también hace referencia al aumento de los niveles de emisiones de CO2. Explica que esto no se debe, como principal causa, a los motores de diésel sino al auge de las ventas de modelos como los SUV. Las ventas de todocaminos en Europa se han disparado hasta 2018, acaparando el 36% de las ventas totales.

Ante el desafío de los eléctricos, el estudio ha analizado qué marcas se encuentran en una mejor posición para poder llevar a cabo todas las transformaciones que se exigirán desde las instituciones. Toyota ha sido la mejor posicionada para alcanzar dichos objetivos. El 56% de sus ventas en la UE son de híbridos.

Siguiendo los pasos de la marca nipona se encuentran Renault y Nissan gracias a modelos como el Nissan Leaf o el Renault Zoé. Las marcas que tienen más cosas que mejorar son, según el estudio, Honda, Ford e Hyundai-Kia. Estos últimos ha comenzado a aumentar su cartera de vehículos eléctricos e híbridos.